Cómo funcionó

En el mundo en desarrollo, las instituciones independientes dedicadas a la investigación de políticas —también conocidas como think tanks— se encuentran en una posición única para producir cambios positivos en sus sociedades. Al generar y analizar datos creíbles y locales, pueden mejorar los debates sobre políticas públicas y promover la toma de decisiones más objetiva, basada en evidencia para realizar verdaderas mejoras en las vidas de las personas de forma sostenible.

Con fuentes nacionales de apoyo limitadas en la actualidad, los donantes internacionales son una fuente clave de financiación para los think tanks del Sur. Sin embargo, esa financiación también es limitada, y generalmente está destinada a proyectos específicos. Como resultado, la mayoría de estos think tanks se han visto obligados a realizar investigaciones por encargo, en lugar de establecer una agenda que responda a las necesidades locales.

La Iniciativa Think Tank surgió del deseo de desbloquear el potencial de las instituciones de investigación de políticas del Sur. Nuestro objetivo fue proporcionarles el apoyo que necesitaban para mejorar la calidad de su investigación, la efectividad de sus organizaciones y sus interacciones con los formuladores de políticas, la sociedad civil y los medios de comunicación. Esto les permitió aumentar su impacto en las políticas sociales y económicas en sus países y más allá. 

La ITT brindó dos tipos principales de apoyo a los think tanks participantes: financiamiento básica y desarrollo de capacidades.

Financiamiento básico

La característica definitoria de la Iniciativa Think Tank fue su provisión de fondos básicos para las instituciones participantes. Estas subvenciones no asignadas y de varios años de duración ayudaron a financiar tanto el programa de investigación del los think tanks como sus costos operativos. La provisión de dicho apoyo financiero estable se consideró fundamental para dar a las organizaciones la flexibilidad para adaptarse y ser proactivos ante las circunstancias cambiantes, y la estabilidad para participar en una investigación sostenida acerca de temas particulares.

Desarrollo de capacidades

La ITT complementó el financiamiento básico con un programa integral de desarrollo de capacidades diseñado para fortalecer a los think tanks financiados en tres áreas clave: métodos y habilidades de investigación, compromiso con las políticas y comunicaciones, y efectividad organizativa.

 

Obteniendo resultados

El fortalecimiento de las instituciones de investigación de políticas es un esfuerzo a largo plazo. Es por ello que la Iniciativa Think Tank fue diseñada como un programa de 10 años de duración, para dar a los think tanks el tiempo y el apoyo que necesitaban para aumentar su capacidad y efectividad.

Nuestra visión a largo plazo fue que los formuladores de políticas en los países participantes aplicaran consistentemente investigación objetiva y de alta calidad para desarrollar e implementar políticas que condujeran a sociedades más equitativas y prósperas. Nuestros objetivos específicos fueron:

  • Apoyar a un grupo de think tanks prometedores y ayudarlos a mantener estrategias efectivas para mejorar el desempeño organizativo y monitorear el progreso
  • Proporcionar una combinación de financiamiento básico y acceso a apoyo para el desarrollo de capacidades para permitir a los think tanks, tanto individual como colectivamente, lograr mejoras en el desempeño organizativo, la calidad de la investigación y el compromiso con las políticas.
  • Facilitar y compartir el aprendizaje sobre estrategias para definir, construir y gestionar think tanks sostenibles y exitosos con una amplia gama de interesados.

Nuestro Marco de Resultados muestra de qué manera se midió nuestro progreso. Nuestras evaluaciones muestran lo que hemos aprendido y logrado en los últimos 10 años de programación:

Español