Los think tanks que fueron apoyados por ITT son muy diferentes entre si, pero cada uno tiene una trayectoria de investigación sólida y un vivo deseo de estimular un debate más amplio sobre las políticas públicas en su país.