A raíz de la adopción de los  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la Cumbre de la ONU realizada en septiembre de 2015, las instituciones apoyadas por la Iniciativa Think Tank (ITT) en Uganda, Etiopía, Tanzania y Kenia están trabajando para divulgar ampliamente los ODS y contribuir a integrarlos en los marcos de desarrollo nacional. Este artículo de blog se centra en el importante papel que están desempeñando estos think tanks para impulsar el progreso a nivel nacional hacia la implementación de la Agenda de Desarrollo post 2015. También expone algunos ejemplos interesantes que el autor conoce gracias a su interacción personal con estas instituciones y sus iniciativas.

[Nota del editor: John A. Okidi es un Especialista principal de programa en el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, trabajando para la  Iniciativa Think Tank. Antes de integrarse al IDRC se desempeñó como investigador y gerente de think tanks.]

En muchos países en desarrollo los think tanks establecen compromisos eficaces con los actores del desarrollo para proporcionar aportes, fundamentados en evidencias, a los procesos con la finalidad de alcanzar objetivos y visiones nacionales, regionales e internacionales. Esencialmente, los think tanks estimulan los debates sobre políticas y la formulación de estas, y participan en el seguimiento y evaluación de los programas de implementación de políticas, con la posibilidad de que deriven en el examen de las mismas. Al hacer esto, los think tanks crean conciencia, fundamentada en evidencias, de las trayectorias de desarrollo pasadas, presentes y futuras. En el proceso de dicha creación de conciencia, contribuyen a la adaptación de agendas de desarrollo mundial, con pertinencia al contexto local, como la de los ODS y las correspondientes estrategias de financiamiento. Los resultados de dichos compromisos dependen de un número de factores, incluido el desarrollo de relaciones en el espectro que abarca de la investigación a la formulación de políticas y de ahí  a la acción, en el que el contexto es un factor trascendental.

Ilustración de los roles de los think tanks en pos de los ODS

Si bien existen numerosos ejemplos de esto, aquí presentamos algunos ejemplos de Uganda, Etiopía y Tanzania que demuestran la forma en que los think tanks contribuyen a la consecución de los ODS:

Durante varios años, el Economic Policy Research Centre (EPRC), un think tank apoyado por la ITT en Uganda, elaboró informes sobre el avance del país con respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los precursores de los ODS. Este think tank participó en un estudio de cinco países sobre el costo que supondrían los ODM. Asimismo, auspició un taller con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo con el fin de examinar los resultados de este estudio diseñado para orientar a la Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo celebrada en 2002 en Monterrey y de la cual emanó el Consenso de Monterrey. En la actualidad el EPRC está participando activamente en la divulgación de los ODS a nivel nacional. También está desempeñando un importante papel analítico para la integración de los objetivos en las estrategias de desarrollo de Uganda en el contexto de la Visión 2040 del país, a cuyo desarrollo contribuyó el EPRC en estrecha colaboración con la Autoridad Nacional de Planificación de Uganda.

En Etiopía, el Ethiopian Economic Policy Research Institute (EEPRI), un think tank apoyado por la ITT, está implementando estrategias, en colaboración con los órganos de las Naciones Unidas en Addis Ababa e instituciones académicas en Etiopía para divulgar la Agenda de Desarrollo post 2015. Para ello, el EEPRI colabora estrechamente con la comisión de planificación del país con el fin de integrar los ODS al Plan de crecimiento y transformación de Etiopía. En el contexto de Etiopía como estado federal, el EEPRI también ha trabajado con los gobiernos subnacionales del país, apoyándolos para que hagan un seguimiento de sus avances hacia el Plan de crecimiento y transformación. Esta labor con los gobiernos subnacionales constituye una base sólida para la participación eficaz del think tank en los diversos procesos para la consecución de los ODS en Etiopía.

En Tanzania, la Economic and Social Research Foundation (ESRF), un think tank apoyado por la ITT lleva a cabo consultas importantes con el público y los responsables de formular políticas sobre la postura de Tanzania en relación con la Agenda de Desarrollo post 2015. Por ejemplo, ha convocado a la celebración de talleres para crear conciencia, en Zanzibar y en el territorio continental de Tanzania, de la Agenda de Desarrollo post 2015. Antes de la Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo en Addis Ababa, celebrada en julio de 2015, el Gobierno de Tanzania obtuvo los servicios de la ESRF para dirigir un debate en Dodoma (la capital legislativa del país) en torno al tema de la Agenda de Desarrollo post 2015. En reconocimiento del papel decisivo que desempeña la ESRF en el proceso de desarrollo del país, el director ejecutivo de la ESRF formó parte de la delegación del país que asistió a la Cumbre de las Naciones Unidas celebrada en septiembre de 2015 y durante la cual se adoptó la Agenda de Desarrollo post 2015.

Mejores think tanks mediante actividades de colaboración

Aparte de estos ejemplos a nivel de país, la colaboración entre think tanks también sirve para impulsar los roles que desempeñan en el desarrollo sostenible.

En África Oriental, el descubrimiento de petróleo en Kenia y Uganda casi de manera simultánea, ha obligado a estos países a hacer frente a la formulación de sus propios mecanismos para gestionar los ingresos provenientes del petróleo, cuya explotación aún no comienza. En enero de 2013, EPRC auspició una conferencia que organizó de manera conjunta con el Kenya Institute for Public Policy Research and Analysis (KIPPRA), con el apoyo de la Iniciativa para el Crecimiento de África de la Brookings Institution. En la conferencia, a la cual asistió un buen número de participantes, se presentaron deliberaciones de vanguardia, fundamentadas en evidencias, sobre la gestión eficaz de los ingresos provenientes del petróleo para el desarrollo inclusivo y sostenible. Por consiguiente, las deliberaciones de dicha plataforma de colaboración pueden influir en la gestión de los ingresos potenciales del petróleo hacia la consecución de los ODS.

A nivel mundial, Southern Voice es una red que fue creada con el apoyo de la ITT e incluye 48 think tanks de países en desarrollo, incluidas las instituciones en Uganda, Tanzania, Etiopía y  Kenia mencionadas en este artículo. Southern Voice fue un elemento clave en la concentración de perspectivas analíticas de think tanks del Sur y en la canalización de estas para que sirvieran de orientación a varios procesos antes de la adopción de los ODS. Este grupo también trabajó para influir en el diseño e implementación de estrategias para alcanzar los objetivos. Como resultado de Southern Voice, se anticipa que los think tanks del Sur perfilen el diálogo en torno a la información, trabajen con los gobiernos nacionales para seleccionar objetivos y metas, y se preparen para llevar activamente un registro de los avances de los ODS.

Southern Voice fue un elemento clave en la concentración de perspectivas analíticas de think tanks del Sur y en la canalización de estas para que sirvieran de orientación a varios procesos antes de la adopción de los ODS.

El apoyo a los think tanks

Estos ejemplos a nivel nacional, regional y mundial, ponen de manifiesto que los think tanks están influyendo en la agenda de desarrollo mundial y pueden contribuir en la consecución de los ODS. La diferencia que marcan los think tanks en los procesos de desarrollo puede ser mayor al recibir apoyo exclusivo; por lo tanto, es fundamental que el apoyo financiero y técnico de los think tanks sea previsible, a largo plazo y flexible. Conforme al planteamiento que se hace en el presente artículo, este tipo de apoyo puede sentar las bases para el desarrollo institucional y sostenible de capacidades y fomentar investigaciones sensibles y vanguardistas que orienten e influyan en los procesos de desarrollo como el de la Agenda de Desarrollo post 2015.