Ahora que Canadá cuenta con una Política de Asistencia Internacional Feminista, ha llegado el momento de pensar en el rol de la investigación en el debate, así como en la inversión que realizamos para generar conocimientos. Dada la ambiciosa Agenda de 2030, con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y cuyo Objetivo 5 se enfoca en la igualdad de género, ¿de qué manera trabajaremos en conjunto para crear la base empírica que necesitamos para seguir adelante y asegurar que  ‘nadie quede rezagado’?

[Nota del editor: Esta publicación es la primera de una serie de blog sobre los think tanks y la igualdad de género, editada por Shannon Sutton y Natalia Yang.]

La iniciativa del centro de estudios e investigaciones de políticas (ITT), donde trabajo, ha respaldado en los últimos 8 años a las organizaciones de investigación de políticas del hemisferio sur para que puedan centrarse precisamente en la investigación. Como colaboradores esenciales de los ODS, los centros de estudios e investigaciones de políticas en los países con ingresos bajos y medios combinan una rigurosa investigación con una participación política y ciudadana arraigada a nivel local. Unen lo nacional con lo internacional, conectan a los ciudadanos con los responsables de la toma de decisiones y generan soluciones creativas aunque realistas. De hecho, la red La Voz del Sur, que surgió de la ITT y que comprende a representantes de los 48 centros de estudios e investigaciones de políticas que hemos respaldado durante los últimos diez años, ha trabajado para lograr que los centros de estudios e investigaciones de políticas del hemisferio sur participen del diálogo de la Agenda 2030.

Recientemente, albergamos al Dr. Debapriya Bhattacharya del Centro para el Diálogo sobre Políticas de Bangladesh y de la red La Voz del Sur aquí en Ottawa, y fue el momento oportuno para recordar la escasa investigación (menos del 10 %) que proporcionan los investigadores del hemisferio sur. Al parecer, seguimos pensando en la investigación como una disciplina que solo practican los habitantes del hemisferio norte. Aun así, los investigadores del hemisferio sur conocen mejor que nadie el contexto local y se encuentran en una posición privilegiada para proporcionar la evidencia que los responsables de la toma de decisiones necesitan para cumplir con esta ambiciosa Agenda.

He aquí cómo lo hacen cuando se trata de igualdad de género y de alcanzar el Objetivo 5.

Promoción de la igualdad de género

Ofrecer a las mujeres y niñas un acceso igualitario a la educación, a la atención sanitaria y a un trabajo digno, y que puedan verse representadas en los procesos de tomas de decisiones políticas y económicas, es un componente clave de la agenda de desarrollo internacional. La igualdad de género es un objetivo explícito de los ODS, y muchos de los centros de estudios e investigaciones de políticas que respaldamos le han dado prioridad en sus planes de investigación y sus prácticas y políticas organizacionales.

Recientemente, nos comunicamos con los 43 centros de estudios e investigaciones de políticas de la ITT de América Latina, África y el sur de Asia para conocer más acerca de su trabajo en materia de igualdad de género y nos sentimos inspirados al ver lo que habían logrado. He aquí solo algunos ejemplos de cómo están promoviendo la igualdad de género:

Considerando el género en sus políticas y prácticas organizacionales. El Centro de Estudios de Ciencia, Tecnología y Política (CSTEP,por sus siglas en inglés) de la India, está adoptando un enfoque proactivo para abordar el hostigamiento en el lugar de trabajo con formación obligatoria de concientización para todo el personal, una nueva política para el manejo de los reclamos y un comité de compensación por acoso sexual.

Participando en procesos políticos que promuevan la igualdad de género.  El Centro de Política Social y Desarrollo de
Pakistán (SPDC por sus siglas en inglés) (SPDC) demostró cómo la violencia en los espacios públicos puede limitar la participación y el desempeño de la mujer en la fuerza laboral de Pakistán. Estos hallazgos fundamentaron la Ley de Protección contra el Acoso en el Lugar de Trabajo de Pakistán, que ahora incluye medidas contra el hostigamiento de la mujer en lugares públicos fuera del lugar de trabajo.

Promoviendo la igualdad de oportunidades para la mujer en el ámbito de la investigación. La red femenina Grupo Sofía de investigación de ciencias sociales de Perú respalda el empoderamiento de la mujer en el lugar de trabajo creando, al mismo tiempo, espacios para que la mujer pueda compartir sus experiencias.

Integrando consideraciones de género en sus investigaciones, de principio a fin. La Coalición para el Desarrollo y el Ambiente de Uganda (ACODE, por sus siglas en inglés) y el Centro de Investigación de Política Económica (EPRC, por sus siglas en inglés) organizaron en conjunto la formación de análisis de género para los centros de estudios e investigaciones de políticas de toda el África subsahariana.

Desarrollando investigaciones en temas relacionados con el género como la violencia contra la mujer, el acceso a los servicios públicos y el empleo, o el cuidado de la salud materna y del niño. Fundación Salvadoreña para El Desarrollo Económico y Social (FUSADES) que trabajó para mejorar la seguridad pública de los usuarios promoviendo, a su vez, un comportamiento respetuoso entre los conductores, en especial hacia la mujeres y las niñas.

Puede leer acerca de esta y de otras historias en nuestra reciente publicación acerca de la Igualdad de género.

En este mismo contexto

Dado que este parece ser el momento propicio para asegurar que estas organizaciones compartan sus historias a través de sus propias voces, hemos invitado a cuatro autores para que contribuyan con esta serie. Con ello, esperamos poder destacar la excelente labor que realizan estas organizaciones y demostrar de qué manera sus esfuerzos contribuyen a alcanzar el Objetivo 5.

En un segundo lugar de esta serie, María Balarin del Grupo Sofía comparte sus reflexiones acerca de la escasa representación de la mujer en el mundo académico de las ciencias sociales. 

En tercer lugar, Job Eronmhonsele del "Centre for Population and Environmental Development (CPED)", de Nigeria, nos informan acerca de su trabajo en materia de salud materna e infantil, en el delta del Níger.

En cuarto lugar, Lissette Calderón y Margarita Beneke de Sanfeliú de FUSADES comparten con nosotros una jornada en su organización dado su compromiso institucional de trabajar para el empoderamiento de la mujer salvadoreña.

En quinto lugar, Shrimoyee Bhattacharya de CSTEP escribe acerca de su trabajo que consiste en desarrollar herramientas de planificación urbana en favor de la igualdad de géneros.

Por último, Natalia Yang reflexiona sobre estos artículos y ofrece algunas sugerencias acerca de cómo seguir adelante.