¡Hemos estado muy ocupados! Durante abril y mayo, la Iniciativa Think Tank (ITT) organizó cinco talleres en cuatro países, y los think tanks participaron en el nuevo proyecto de aprendizaje activo sobre género. Entre las organizaciones participantes, se encontraban el Instituto de Gobernanza y Desarrollo (BIGD) de BRAC (Bangladesh); la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (El Salvador); la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Guatemala); el Instituto de Investigación Estadística, Social y Económica (Ghana), y el Centro de Población y Desarrollo Ambiental (Nigeria).

Nos reunimos en persona con miembros de estas organizaciones para escuchar las historias que cuentan sobre sus propias experiencias y su trabajo en relación con el género. Estas son algunas de las preguntas más comunes: ¿Necesitamos una política de género? ¿Estamos haciendo lo suficiente para promover la existencia de mujeres líderes? ¿Podemos hallar nuevas maneras de desarrollar las capacidades de nuestro personal en relación con el género? Gender at Work hizo posible la realización de estos talleres y, además, supervisa el diseño general del proyecto. Este proyecto tiene un segundo nivel de acción: para dar un pequeño paso y poner en práctica nuestros objetivos, hemos establecido un proceso de aprendizaje activo similar para el personal de la ITT, a fin de desarrollar nuestra propia capacidad para respaldar estas organizaciones.

Este es el noveno año de un programa que tiene diez años de duración. Por consiguiente, no podemos evitar preguntarnos por qué nos ocupamos del tema ahora. La respuesta es simple: los think tanks nos informan su interés por este asunto. Durante el transcurso de la ITT, observamos que el género se ha convertido en un tema importante, tanto en relación con las investigaciones que las organizaciones llevan adelante como con las prácticas y políticas organizacionales que estas adoptan. Prácticamente las 43 organizaciones con las que trabajamos estudian el género en sus investigaciones o en el ámbito organizacional, y muchas de ellas son líderes en el tema. Los think tanks utilizan todo tipo de métodos innovadores para explorar el género en sus investigaciones y en sus organizaciones (consulte nuestras publicaciones recientes en el blog para encontrar algunos ejemplos). Por ello, a fin de apoyar sus esfuerzos, hemos decidido reunir un pequeño grupo de organizaciones para que trabajen sobre este tema.

Hemos elegido el método de aprendizaje activo, uno de los métodos que utiliza la ITT en muchos de sus trabajos para el desarrollo de capacidades, como el proyecto actual sobre modelos de gestión en África. El proceso de aprendizaje activo tiene como meta lograr algún tipo de cambio o transformación. Cada organización desarrollará un plan para lograr el cambio que desea, creará momentos de reflexión sobre el proceso y documentará los resultados de esas reflexiones y del proceso de cambio en sí.

Esperamos acompañarlos en el trayecto durante los próximos diez meses.