Esta semana, el Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE) organizó unaconferencia internacional sobre territorios y desarrollo en Perú. Durante el transcurso del evento de dos días, el GRADE, el IEP y la ITT tuvieron la oportunidad de reflexionar y compartir enseñanzas sobre el valor de los fondos flexibles. Se observó que los fondos flexibles contribuyeron de tres maneras diferentes en la actividad de los think tanks en América Latina: permitieron la independencia y la planificación estratégica; ayudaron a contratar personal y a mejorar la calidad de la investigación, y optimizaron las comunicaciones y el compromiso político.

Como parte de su proceso de planificación estratégica, el GRADE encontró la oportunidad de desarrollar e implementar un Programa de Investigación Institucional y de Influencia sobre las Políticas (PPI) que aborda el cambio climático, las oportunidades económicas y la inclusión social con un enfoque territorial.  Este programa de influencia sobre las políticas institucionales requirió que se fortalecieran las capacidades regionales de investigación sobre estos temas. Gracias a los fondos flexibles otorgados por la ITT, el GRADE logró aumentar la difusión y visibilidad de su tarea, así como la demanda y el uso de sus investigaciones por parte de los funcionarios de gobierno y otras partes interesadas en las políticas regionales y nacionales a través de un nuevo plan de compromiso político para su Programa de Investigación Institucional y de Influencia sobre las Políticas.  El GRADE usó el financiamiento básico para obtener la unidad de comunicaciones y fortalecer su capacidad, a fin de implementar el plan de compromiso político.

Esta conferencia ha demostrado en numerosos casos que el trabajo del GRADE en relación con los problemas de desarrollo territorial ha contribuido enormemente en los debates y los diálogos sobre políticas nacionales y subnacionales.

El IEP tiene un Programa de Investigación Institucional orientado a abordar los interrogantes sobre un problema social especialmente importante en Perú  y ha utilizado parte del financiamiento básico de la ITT para llevar a cabo este programa. Esto le ha permitido expandir el programa a un equipo de investigadores más amplio y diverso. Con el paso de los años, tanto los investigadores novatos como los experimentados han ido adaptando cada vez más sus programas de investigación en función del Programa de Investigación Institucional, y este se ha convertido en un instrumento para estudiar problemas sociales importantes desde una perspectiva multidisciplinaria.

Ante la disminución del interés de los donantes en ofrecer financiamiento básico a los think tanks, la ITT cuenta con pruebas que pueden utilizarse para demostrar a estos donantes la importancia de otras formas de financiamiento más flexibles, además del financiamiento tradicional para los proyectos de investigación. Los mismos think tanks financiados por la ITT tienen pruebas a favor del financiamiento flexible y demuestran que pueden realizar investigaciones de mejor calidad, pertinentes, oportunas y accesibles para quienes desarrollan las políticas en sus países y regiones.

Mire el video La mesa de clausura: lecciones aprendidas sobre la investigación con enfoque territorial (solo en español) para obtener más información sobre las reflexiones del GRADE, del IEP y de la ITT sobre los beneficios de los fondos flexibles.