Este artículo presenta los resultados de un estudio financiado por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo en 2016 y 2017. El instituto al que pertenece la autora, el Institute of Policy Studies de Sri Lanka, también es financiado mediante la Iniciativa Think Tank. El estudio exploró los acuerdos institucionales para los ODS relacionados con la salud, la función de distintas partes interesadas y el estado de implementación de los ODS relacionados con la salud en Sri Lanka.  Con este trasfondo, el artículo aborda un componente vital para el éxito de los ODS en Sri Lanka: una campaña nacional de concientización y educación sobre estos objetivos. La autora sostiene que una autoridad de alto nivel debe asumir la responsabilidad.

Nota del editor: este artículo fue publicado originalmente en el sitio web del sur de la voz el 17 de julio de 2018. 

Hace tres años, Sri Lanka adoptó los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) junto con todos los estados miembro, excepto uno. Estos objetivos, también conocidos como la Agenda 2030, tienen el propósito integral de erradicar la pobreza y resolver problemas sociales, económicos y medioambientales. Están interconectados y su naturaleza es inclusiva. Desde la aprobación de la Agenda 2030, Sri Lanka ha dado varios pasos para respaldar su cumplimiento.

 En julio de este año, presentó la primera revisión nacional voluntaria en el Foro Político de Alto Nivel. Su objetivo consistió en evaluar el alcance de los avances que había hecho el país a la hora de implementar y cumplir los ODS. Numerosas partes interesadas de Sri Lanka han dado pasos proactivos para alcanzar los ODS, entre ellos, el Departamento Nacional de Planificación; el Departamento de Censos y Estadísticas; diversos ministerios, como el Ministerio de Salud, y la Comisión Parlamentaria Especial. Agradecemos y celebramos sus iniciativas. Sin embargo, se ha pasado por alto un aspecto crítico de la implementación: la necesidad de una campaña nacional de concientización y educación sobre los ODS. Este es un elemento esencial para una implementación exitosa.    

Implementación de los ODS en Sri Lanka

En febrero de 2016, se estableció la División de Desarrollo Sostenible en el Ministerio de Desarrollo Sostenible y Vida Silvestre (MSDW) de Sri Lanka.  Su mandato consiste en liderar la implementación, el monitoreo y la evaluación de los ODS. También se encarga de crear políticas, lineamientos y herramientas para el desarrollo sostenible. De hecho, son varios los organismos gubernamentales responsables de distintas actividades para la implementación de los ODS. No obstante, es cuestionable la medida en que estos organismos coordinan acciones entre ellos. Por ejemplo, el Departamento Nacional de Planificación (NPD), con base en el Ministerio de Finanzas, es responsable de garantizar que los ODS se integren en las metas del marco nacional de desarrollo. En paralelo, el Departamento de Censos y Estadísticas (DCS) es responsable de desarrollar indicadores de los ODS y de recopilar datos.

Se han diseñado planes estratégicos y un mapa de ruta para facilitar la implementación de la agenda de los ODS.  Por ejemplo, garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición es una de las metas prioritarias de los ODS en Sri Lanka. El Ministerio de Agricultura y Salud, junto con la División de Nutrición y Salud Escolar (del Ministerio de Educación), está trabajando para mejorar el nivel nutricional de las mujeres y los niños en Sri Lanka. Su intención es implementar actividades para mejorar la productividad agrícola y programas de cambio conductual. De esta manera, ofrecerán orientación sobre la formación de políticas de nutrición, la planificación y la ejecución de los programas.  

Desafíos en la implementación descentralizada de los ODS en Sri Lanka

El informe principal, Sri Lanka: State of the Economy (2017),redactado por el Institute of Policy Studies (IPS) de Sri Lanka, y las conversaciones con las partes interesadas ponen de manifiesto que muchos no cuentan con toda la información necesaria sobre los ODS. Entre ellos, se encuentran ciertos funcionarios de los ministerios y de gobiernos locales, el sector privado, las comunidades e, incluso, los medios de comunicación. En mi opinión, la prevalencia de conocimientos inadecuados sobre la Agenda en general deriva de que existen varios organismos responsables por componentes distintos de la implementación de los ODS. Como resultado, se ha pasado por alto la importancia central de concientizar a las partes interesadas. Esto quiere decir que también faltan conocimientos sobre la función activa que podrían desempeñar en esta agenda transformativa. De manera similar, se ha determinado que los mismos patrocinadores desconocen las complejidades, la importancia y la relevancia de alcanzar los ODS. En ciertas instancias, solo unos pocos funcionarios selectos conocen y comprenden los ODS, mientras que las autoridades locales y los funcionarios júnior de la administración no están al tanto de su contenido.

El camino por seguir

Para resolver esta situación, una autoridad de alto nivel, de preferencia dentro de la Secretaría de la Presidencia, debería encargarse de impulsar una campaña nacional de concientización y educación sobre los ODS. Esto demostraría una fuerte voluntad política y compromiso por parte del Gobierno. Mediante una campaña de estas características, las partes interesadas obtendrán conocimientos, adquirirán un sentido de la responsabilidad y podrán sentir como propio el alcance de los ODS. Incluso es posible que se sientan obligados a proteger la economía, la sociedad y el medioambiente para las futuras generaciones. Un campaña nacional trilingüe tan amplia debe incluir los siguientes elementos:

Han pasado más de mil días desde que Sri Lanka adoptó los ODS. Sin embargo, se podría haber logrado un progreso mucho mayor hasta la fecha. Es momento de que las autoridades de alto nivel aceleren su respaldo político y su compromiso con la Agenda 2030. La mejor manera de lograrlo es mediante una campaña nacional de concientización, que dé ímpetu a una amplia variedad de partes interesadas para alcanzar los ODS. Si se lleva a cabo de manera eficaz, esta campaña serviría para aliviar las imperiosas limitaciones asociadas a la implementación de los ODS.